All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Blog

Home > Salud  > La Técnica de Shirley: Un Superviviente de Cáncer Recibe una Nueva Mandíbula

En el hombro izquierdo de Shirley Anderson se distingue un tatuaje descolorido con forma de corazón que dice “Della”, es su mujer desde hace cincuenta años. Se conocieron y fueron novios en el colegio de secundaria de Evansville (Indiana), y se casaron justo antes de que Shirley fuera a servir a la marina en la guerra del Vietnam. Cuando regresó, trabajó de mecánico y ella era asistente administrativa. Pronto tuvieron dos hijos i después, dos nietos. Siguen viviendo en Evansville y gozando de un matrimonio muy feliz a lo largo de los años. A día de hoy, Shirley lleva a todas partes una foto de Della en su cartera.

Residentes en Evansville, Indiana, Della y Shirley llevan casados durante 50 años.

Su sólido matrimonio se sacudió en 1998, cuando descubrieron un tumor cancerígeno en la lengua de Shirley. A partir de ese momento, dice Della “Era una sensación de como si vinera una cosa mala tras otra”. Durante años, Shirley soportó cirugías y terapias de radiación. Los doctores le pusieron un implante radioactivo en la mandíbula, el cual destruyó su tejido facial. Los cirujanos extrajeron sus músculos del pecho para recrear su cara inferior, pero no funcionó – al final, se quedó sin la mandíbula y la nuez de Adán. A causa de no poder comer comida sólida, perdió 36 kilos en tres meses. Actualmente lleva una máscara quirúrgica en público para ocultar la parte inferior de su cara. Por lo general habla escribiendo en una pizarra de mano o comunicándose a través de Della.

Su suerte empezó a cambiar en 2012 cuando conocieron al Doctor Travis Bellicchi, residente de la Facultad de Odontología de la Universidad Indiana y especialista en prótesis maxilofaciales. El caso de Shirley era un gran reto – necesitaba una prótesis facial cuatro veces más grande que cualquier otra cosa hecha en la Universidad de Indiana. Sin embargo, el Doctor Bellicchi se ofreció para crear una mandíbula artificial para Shirley.

El Doctor Travis Bellicchi sosteniendo una reproducción de la cara de Shirley que se utilizó para hacer la prótesis.

En un primer momento, el Dr. Bellicchi utilizó técnicas tradicional para hacer la prótesis de Shirley. Con este método, Shirley tuvo que sentarse con yeso en la cara durante varias horas. Algunos de los pacientes que se someten a este método entran en pánico debido a la sensación de claustrofobia generada por tener la cara cubierta de yeso, además de tener que respirar a través de una paja. A continuación, el Dr. Bellicchi moldeó en yeso una réplica de la cara de Shirley, el cual se utilizó para esculpir la prótesis en arcilla. Utilizó esta escultura para fundir la versión final de silicona. Y finalmente, un artista pintó a mano cuidadosamente la superficie para que coincidiera con el tono de piel de Shirley, este es un proceso llamado caracterización estética. A pesar de sus muchos defectos, este ha sido desde hace mucho tiempo el método estándar utilizado para la creación de piezas faciales artificiales.

El método tradicional para la elaboración de prótesis fáciles consume mucho tiempo a ambos, doctores y pacientes.

“El proceso tradicional para la toma de la forma de la cara, hacer la escultura, la fabricación del molde, y la caracterización estética es una tarea laboriosa,” explica el Dr. Bellicchi. La prótesis era tan incómoda que Shirley no la podía llevar más de cuatro horas seguidas, era tan pesada que a menudo se caía hacia abajo, y la superficie carecía de detalles realísticos de la piel. Dice el Dr. Bellicchi, “Sabía que se necesitaba una solución digital.”

El profesor Zeb Wood, profesor de la Escuela de Arte y Ciencias Multimedia, enseñó al Dr. Bellicchi el escaneo digital, la escultura digital, el moldeado digital, y la impresión 3D de alta resolución. Para la nueva prótesis de Shirley. En vez de realizar un proceso de impresión incómodo, crearon lo que ellos llaman un “paciente virtual” – se creo un modelo digital de la cara de Shirley mediante la captura de los detalles de los huesos con el escáner CT, superpuesto con un escáner facial 3D. El Dr. Bellicchi observó con asombro como Cade Jacobs, un estudiante de la Universidad de Indiana, diseñó una prótesis en el programa para esculpir ZBru sh 3D en una fracción del tiempo que él tardaría para esculpirla en arcilla.

“Realmente no se podían creer lo fácil que era. Habían estado luchando para obtener los mismos resultados desde hacía mucho tiempo, cuando usaban el proceso tradicional.” – Cade Jacobs.

El profesor Zebulum Wood (a la izquierda) y el estudiante Cade Jacobs (a la derecha) usaron métodos digitales para producir modelos 3D de la prótesis de Shirley. Fuente: IUPUI

El equipo utilizó impresoras 3D de Formlabs para convertir la escultura digital en un molde impreso en 3D, listo para ser fundido para la prótesis definitiva. Inicialmente habían experimentado con la impresión FDM, pero prefirieron la impresora 3D Form 2 de SLA porque ésta captura intrincados, detalles en la superficie del nivel de los poros y proporciona un molde hermético.

El nuevo molde impresio en 3D tiene una serie de mejoras respecto al original. Éste parece más realista, es más ligero y más transpirable para que Shirley se sienta cómodo llevándolo durante un largo periodo de tiempo. La nueva prótesis también tiene un “margen de borde miselado” alrededor del exterior, es un borde afilado de silicona que crea una separación más natural.

“Hemos utilizado la impresora 3D para remplazar aproximadamente un 75-80% del proceso de fabricación de prótesis tradicional.” – Dr. Travis Bellicchi

“Empezamos con Shirley Anderson,” explica el Doctor Bellicchi. “Y hemos extendido esta metodología de trabajo a varios pacientes más.” Uno de ellos es el paciente Jackie Barnard, un hombre que perdió su oreja izquierda en un accidente traumático. En su primer encuentro, el Dr. Bellicchi tomó una exploración digital de la cara de Jackie, y Cade se puso a trabajar para hacer la escultura digital. En la segunda visita de Jackie en la Universidad de Indiana, sólo seis semanas más tarde, se le presentó a Jackie y a su familia un prototipo de su nueva oreja izquierda y la guía quirúrgica que utilizarían para alinear la protesis durante su fijación.

Shirley con su prótesis fácil que el equipo de la Universidad de Indiana ha creado para él.

El equipo de la Universidad de Indiana ha aplicado este método innovador a otros seis pacientes y continua buscando candidatos. El Dr. Bellicchi le agradece a Shirley el haber sido el primer paciente. Dice el Doctor, “Es un privilegio tener la oportunidad de trabajar con un paciente como Shirley, porqué él se muestra colaborativo en todo momento. Shirley participa en mi trabajo para mejorar su prótesis. Aunque es probable que no sea el reto más importante que nunca me voy a enfrentar en mi carrera de prótesis, creo que puede ser el más gratificante”.

Antes de la prótesis, Shirley usó una máscara quirúrgica en publico. Ahora, lleva la mandíbula artificial que el equipo de la Universidad de Indiana hizo para él.

Hoy en día, Shirley y Della Anderson no se centran en lo que han perdido, sino en lo que todavía tienen. Shirley escribió recientemente en su pizarra, “Tengo mi vida como yo quiero tenerla.” Ahora, él tiene algo que muy pocas personas tienen – un proceso médico que lleva su nombre. El Dr. Bellicchi llama al nuevo proceso digital para la creación de piezas faciales artificiales “La Técnica de Shirley”

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario