All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Blog

Home > Odontología  > Diseño de una Sonrisa Digital mediante la Impresión 3D

Los ingenieros crean prototipos antes de fabricar los productos finales, y los arquitectos construyen maquetas antes de realizar cualquier construcción real. ¿Qué sucedería si los pacientes y los odontólogos pudieran ver el resultado final de las restauraciones estéticas antes de realizar el tratamiento?

En su práctica odontológica de vanguardia, en Las Palmas de Gran Canaria, Islas Canarias, España, Pablo Ramírez y su hermano Alejandro han sido pioneros de Digital Smile Design (Diseño de una Sonrisa Digital), una herramienta que ayuda a los pacientes a visualizar sus tratamientos antes de empezar con cualquier procedimiento. Al incorporar un flujo de trabajo digital y la impresión 3D de estereolitografía (SLA) de escritorio, los hermanos han logrado simplificar y acelerar el proceso de la creación de maquetas provisionales, mitigar los riesgos antes del procedimiento y realmente conseguir una sonrisa en los rostros de sus pacientes.

Hablamos con Pablo para saber más información sobre la práctica de este flujo de trabajo innovador y cómo han llevado acabo la implementación de tecnologías digitales para mejorar la eficiencia y la experiencia de los pacientes.

 

¿Qué es el Diseño de una Sonrisa Digital («Digital Smile Design (DSD)»)?

El Diseño de una Sonrisa Digital, inventado por el dentista brasileño Christian Coachman en 2007, es una herramienta versátil de planificación de tratamientos dentales usada para fortalecer la visión del diagnóstico, mejorar la comunicación y mejorar la predictibilidad durante el tratamiento.

Mire este video para ver paso a paso un tratamiento de Diseño de una Sonrisa de inicio a fin.

El tratamiento se basa en el análisis de las proporciones faciales y dentales del paciente. Las maquetas provisionales, fotografías y vídeos ayudan a los profesionales a entender la relación que la boca, los dientes, las encías, los labios y la sonrisa tienen con las características faciales en movimiento y con emociones.

Al final, el proceso de Diseño de una Sonrisa Digital ayuda tanto al paciente como al especialista dental. Los pacientes están encantados de ver el resultado, y esto les da confianza en el tratamiento. Es una gran herramienta de comunicación – los pacientes son mucho más propensos a comprometerse con el procedimiento cuando pueden prever los resultados. DSD también es beneficioso para el diagnóstico y la planificación del tratamiento, ya que muestra cuántos movimientos de los dientes son factible mediante alineadores, lo que permite a los profesionales elegir el tratamiento de restauración menos invasivo que cumple con los requisitos estéticos del paciente.

 

¿Cómo es el flujo de trabajo del proceso de Diseño de una Sonrisa Digital?

El proceso DSD empieza con una exploración digital de la dentición del paciente, la cual se realiza mediante un escáner intraoral. A continuación, se importan los datos al software (DSD Nemo), el cual tiene una biblioteca digital de diferentes formas que se pueden utilizar para superponer los dientes y visualizar el procedimiento estético dado.

Los profesionales usan una biblioteca digital de diferentes formas proporcionadas en el software DSD NEMO para superponer los dientes para visualizar un procedimiento estético determinado.

A continuación, se imprime el modelo mediante la Form 2, se limpia y se cura. Seguidamente, se coloca el modelo en un índice de silicona para crear el negativo de los dientes dentro del índice. Luego se usa una delgada capa de acrílico temporal para formar los dientes directamente en la boca del paciente. Normalmente, si se mira lo suficientemente cerca, se pueden ver las líneas de capas en los dientes, pero con las nuevas Resinas Estándar, Grey y White, el aspecto es completamente impecable y muy detallado.

El modelo dental superpuesto con las restauraciones impreso en 3D, se coloca en un índice de silicona para crear el negativo de los dientes. Mediante el método analógico tradicional, el médico recibía una impresión uniforme del paciente y lo enviaba a un técnico dental que comenzaría a agregar cera sobre el modelo de arcilla, gota a gota, diente por diente.

Durante la cita con el paciente, se usa el índice de silicona para colocar cuidadosamente la maqueta privisional en la boca. Luego se toman fotografías y videos del paciente desde diferentes ángulos y en movimiento para que pueda evaluar la apariencia de sus dientes y su futura sonrisa, y si es necesario, se realizan ajustes.

 

¿Cómo el flujo de trabajo digital y la impresión en 3D han cambiado el proceso de DSD?

Siguiendo los principios biológicos y restauradores, el diseño de la sonrisa es un paso clave para analizar el potencial estético de un tratamiento dental, y durante muchos años se ha hecho de manera análoga. Usted tomaría una impresión regular del paciente y lo enviaría a un técnico dental que comenzaría a agregar la cera encima del modelo de arcilla, gota a gota, diente por diente. Se necesitaría al menos como unos diez días para recibir la cera.

Se coloca una maqueta provisional en la boca del paciente. Con la impresión en 3D, el tiempo entre la primera visita y la presentación del programa del tratamiento se reduce de semanas a algunos días.

Con el proceso digital, se puede escanear al paciente durante la primera visita, planear el caso y programar una cita para la presentación del programa del tratamiento en los próximos días. El encerado final estará listo para la maqueta y la foto o video. Las expectativas de los pacientes son altas, y el tiempo es un factor clave para la mayoría de ellos. El proceso digital rompe esta barrera temporal, simplifica el flujo de trabajo y ahorra costes.

 

¿Cómo es el procedimiento actual?

Cada caso tiene que ser evaluado individualmente; la planificación del tratamiento con el equipo clínico es el primer paso en todos los tratamientos dentales. La odontología se está moviendo en procedimientos mínimamente invasivos. Hoy en día, los alineadores transparentes para los movimientos controlados de los dientes y las restauraciones estéticas para la mejora final de la sonrisa, son procedimientos muy populares.

Digamos que se hacen las coronas. En algunos casos, antes de empezar con el tratamiento, se presenta la necesidad de hacer una preparación importante en los dientes, combinando alineadores transparentes y procedimientos restauradores. Se elige la «parada» final del movimiento del diente cuando se tiene la posición biológica y protésica ideal del diente. Entonces se toma una nueva impresión digital intraoral, se emparejan los dientes y se superponen con el diseño que se acordó previamente con el paciente durante la planificación de la sonrisa. Se envían los archivos digitales al laboratorio dental que pulveriza y termina las coronas para la unión final en la boca del paciente.

Antes de iniciar el procedimiento, se revisan las restauraciones finales en los modelos dentales, y es aquí donde entran en acción la impresión 3D y la nueva Resina Dental Model. Con las restauraciones finales en la mano, se imprimi un modelo para comprobar el ajuste. Normalmente para una sola corona o chapa, no hay necesidad de imprimir el modelo ya que tiene espacio suficiente en la boca para adaptarse. Sin embargo, si se está realizando restauraciones múltiples, se necesitará un modelo, ya que siempre se deben hacer algunos pequeños ajustes para lograr la estética perfecta.

 

¿Cómo ves la evolución de la odontología en el futuro?

Creo que en el futuro más y más flujos de trabajo serán digitales. La planificación digital con archivos superpuestos, impresión 3D y exploración facial serán prácticas rutinarias en odontología más pronto de lo que pensamos. La tecnología se está moviendo rápidamente y la creciente gama de tratamientos dentales apoyados con tecnología inteligente proporcionará muchos beneficios a nuestros pacientes.

En mi práctica privada, todavía decido caso por caso si basarme en un tratamiento digital completo o realizar una ruta mixta entre digital/tradicional en función del tratamiento dental que tiene que hacerse. Algunos flujos de trabajo digitales son nuevos y, inicialmente, tienes miedo de tomar el riesgo en tu práctica privada. Tienes que dar este salto de fe, pero como las soluciones digitales son cada vez más precisa y fiables, es cada vez más fácil confiar.

Antes de tener estas herramientas digitales, usted necesitaría realizar artesanalmente los moldes de cera y las restauraciones finales, y, en algunos casos, trabajar ampliamente con polvos o líquidos para alcanzar la estética de la cerámica deseada. Ahora, las fresadoras, el software y las impresoras 3D asumen tareas que solían requerir habilidades complejas y artesanía. Técnicos y dentistas entrenados digitalmente se están convirtiendo en el estándar de hoy en día, y su colaboración es una necesidad para lograr los mejores resultados. Pero a pesar de que la tecnología ha cambiado nuestro flujo de trabajo diario y está aquí para quedarse, los principios básicos como respetar la biología y la planificación del tratamiento será siempre crucial en la odontología.

 .

Descubre cómo puede implementar la impresión 3D en su flujo de trabajo, consulte la gama creciente de Resinas Dentales de Formlabs y obtenga una muestra.